En las casa antiguas o en fábricas es común ver sombras y escuchar ruidos extraños, siempre existe una explicación lógica para algunas de estas manifestaciones, pero cuando no las hay que podemos decir.

Este hecho le ocurrió al papá de un amigo cuando trabajaba en una empresa, el señor estaba en el tercer turno y después de revisar unas máquinas regreso a la oficina. En el trayecto en uno de los pasillos se le atravesó una sombra, no le dio miedo pero si se sorprendió.

Investigando entre los supervisores, se enteraron que varios años atrás un obrero falleció en el lugar cuando lo atrapo una máquina. A los pocos días de este lamentable hecho los mismos trabajadores comenzaron a reportar extraños sucesos, se desaparecían cosas de la nada se caían las herramientas de la mesa, en la madrugada se sentía demasiado frio, pero era en especial en esta parte.

La gente se acostumbró a vivir con esa presencia y los que eran de nuevo ingreso no creían en el fantasma del obrero. Uno de estos escépticos era Armando, este joven le comento al papá de mi amigo que se sentía vigilado pero no creía en fantasmas, se lo atribuía más a la sugestión.

Una noche mientras trabajaba le comenzó a dar mucho sueño, Armando hizo una pausa y se fue a preparar un café, encontró en un estante de la oficina los vasos pero lo que no aparecía por ningún lado era el recipiente del café. Ya estaba a punto de dejarlo cuando escucho una voz que él dijo – ahí no está busca abajo – el volteo de inmediato porque sabía que estaba solo y así fue no había nadie, salió de la oficina para ver si había alguien cerca y tampoco había nadie regreso a la oficina y debajo de una mesa estaba el café.

Meses después para ser exactos el 12 de diciembre cuando celebramos el día la virgen de Guadalupe, un sacerdote fue a la fábrica para oficiar una misa para la patrona de México. Le pidieron al cura que rociara agua bendita en la zona conflictiva contándole la historia del fantasma.

El sacerdote rezo bendijo el lugar y ya no se dieron más reportes sobre estos hechos sobrenaturales.

A mi padre también le paso, mi padre trabajo durante años en una empresa internacional la cual se encuentra en Vallejo. A mi papá le tocaba rolar turnos, en una ocasión siendo alrededor de las dos de la madrugada vio pasar, a unos cuantos metros de el a un hombre vestido todo de negro tenia gabardina larga, botas y una tejana; lo sorprendente es que este ser flotaba a unos 30 cm del suelo.

Mi papá quedo sorprendido al verlo y aun en su razonamiento lógico se a cerco al lugar donde cruzo este ser para buscar pisadas, porque había un charco, y no había marcas. Fue con un compañero que trabajaba en la misma área y mi padre le pregunto que si había visto pasar a alguien de negro.

Esta persona se sorprendió con la pregunta y le dijo que en ese momento no pero que él ya lo había visto que incluso estuvo a punto de chocar con él. En otra ocasión estando en la misma parte de la fábrica mi papá subió unas escaleras para revisar unas máquinas estando a unos tres metros de altura y muy cerca de la orilla sintió que alguien lo empujo. Mi padre reacciono a tiempo y logro agarrarse del barandal de lo contrario hubiera caído al vacío.

En esa parte de la fábrica de acuerdo a otros trabajadores se ha visto a una viejita barriendo y a este individuo vestido de negro. Incluso recientemente un vigilante murió cuando siguió al que creía un intruso pero cuando este se desvaneció ante sus ojos no soporto el impacto y le dio un infarto.